Inicio
Mar, 01/10/2019 - 23:11
Rebeca
Contents

    El uso correcto del casco de bici

    el uso correcto del casco de bici

    El casco es un elemento imprescindible cuando se circula en bici. Más que cualquier otro. Pero para que su eficiencia sea óptima hay que usarlo de forma correcta. Esto, que parece tan fácil, en realidad no siempre lo es: muchos ciclistas cometen pequeños errores que pueden tener graves consecuencias. Aquí tenéis unas sencillas consideraciones que os ayudarán a usar el casco de forma correcta y, por tanto, de rodar más protegidos.

    ¿Es obligatorio usar casco cuando vamos en bici?

    De acuerdo con la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, la respuesta a esta pregunta va ligada a la edad del practicante y al tipo de vía por el que se circule: los niños y los jóvenes de menos de 16 años siempre deben llevar casco al montar bicicleta, mientras que las personas mayores de 16 años sólo están obligadas a utilizarlo en las vías interurbanas, porque en la ciudad no es indispensable.

    De acuerdo con el sentido común, debería de ser obligatorio siempre. Remarcamos esto porque, aunque parezca mentira, el casco sigue teniendo sus detractores. Como no hay argumentos posibles que justifiquen un efecto negativo del casco, se escudan en la falsa premisa que, en caso de accidente, poco podría hacer por ellos. Y no es así…

    De la importancia de llevar casco

    El casco es el elemento de protección más importante que un ciclista debe llevar; es, sencillamente, imprescindible. No existe el ciclista exento de riesgo de caída, por muy experimentado que este sea, por despacio que vaya o por fácil y segura que sea la vía por la que circula: todos estamos expuestos a una caída inesperada por un imprevisto en el camino, un despiste o incluso un problema mecánico. Y seguro que, si formas parte de un grupo numeroso de ciclistas, conocerás de algún caso en el que el casco ha evitado un buen golpe en la cabeza.

    A muchos ciclistas, incluso, el llevar el casco les ha salvado la vida. Por muy tonta que sea una caída, la cabeza es un punto muy frágil, y un mal golpe en ella, sin necesidad de que sea especialmente fuerte, puede tener consecuencias nefastas. Según la OCU, el riesgo de lesiones craneoencefálicas se reduce hasta un 85% si el ciclista lleva puesto el casco. Por eso, independientemente de lo que diga la ley, en nuestros viajes hemos decretado el uso del casco obligatorio. Porque preocuparnos de vuestra seguridad es tan importante para nosotros que hacerlo de vuestro disfrute.

    ¿Cómo usar el casco para bicicleta?

    En muchas ocasiones vemos ciclistas que no llevan el casco de la forma correcta, y en ese caso pierde o incluso puede anular su eficiencia. Para utilizarlo de forma óptima se deben de tener en cuenta las siguientes consideraciones:

    • Asegúrate que sea de la talla correcta. Si aprieta o se mueve, busca otro que se ajuste mejor.
    • Debes de sentirlo cómodo. Utiliza las almohadillas internas para ajustar el casco, si aun así no te sientes confortable con él, busca otro.
    • Las correas deben de formar una Y debajo de la oreja. Ajústalas para que se mantenga en posición horizontal. Nunca lo uses ni demasiado hacia atrás. Para comprobar que el ajuste es el bueno abre la boca: debes poder hacerlo sintiendo sólo un poco de presión. Otra forma es comprobar que caben uno o dos dedos entre el mentón y la correa.
    • Asegúrate de que no obstruya tu visión. Una buena referencia para hacerlo es dejar dos dedos de distancia entre las cejas y el inicio del casco.
    • Cambia de casco si has tenido un golpe con él, aunque aparentemente no parezca dañado. Los cascos de bici funcionan por compresión: el poliuretano se comprime y disipa el golpe, así que pierde su efectividad ante próximos choques.
    • Cambia de casco cada 5 años aproximadamente.  Con el tiempo el material del que están hechos pierde elasticidad y se vuelven menos efectivos.

    Sabido todo esto, seguid disfrutando de vuestra afición favorita, siempre siendo prudentes y responsables. Y poco importa lo que diga la ley: imponeos el casco como una obligación.

    Nos vemos por el mundo y nos leemos en el blog.

     

     

     

    By Rebeca
    Añadir nuevo comentario