Inicio

Camino de Santiago en bici

Hemos seleccionado las mejores propuestas para hacer el Camino de Santiago en bici, con nuestro servicio "Pedalea sin maletas", gracias al cual nosotros te llevaremos cada día el equipaje al siguiente destino

Todas nuestras propuestas para peregrinar en bici hasta Santiago tienen la garantía de Biciland, una empresa que forma parte de un grupo turístico con más de 60 años de experiencia. Así, si estás pensando hacer el Camino de Santiago en bici desde León, la Vía de la Plata, el Camino Primitivo, el Francés o cualquiera de las otras variantes, puedes tener la tranquilidad de que en Biciland encontrarás lo que buscas.

El Camino de Santiago en bici es una experiencia inolvidable, la peregrinación, con el aliciente de poder llevarla a cabo de una forma diferente, sobre dos ruedas. Durante el Camino los peregrinos forman parte de una comunidad en la que muchas de las claves pueden ser conocidas gracias al vocabulario específico utilizado. En este artículo podrás conocer más a fondo las palabras propias del Peregrino.

En Biciland, todas las variantes del Camino de Santiago en bici incluyen la Credencial del Peregrino, un documento que te identifica como tal, otorgándote una serie de derechos y obligaciones que has de conocer, si quieres realizar tu peregrinación siguiendo la tradición.

Olvídate de cargar el equipaje

Las rutas organizadas por Biciland cuentan con nuestro servicio exclusivo "Pedalea sin maletas", gracias al cual no tendrás que cargar tu bici con kilos extras. Nosotros nos encargaremos cada día de recogerlas y de hacerlas llegar hasta tu siguiente destino. Para que tú sólo estés pendiente de disfrutar del trayecto y de hacer unas buenas fotografías.

¿Cuál es la mejor época del año para realizar El Camino de Santiago en bici?

Decidir la época del año para lanzarse a la aventura en bici es crucial. Es muy importante evitar pedalear en los meses comprendidos entre noviembre y marzo, debido a que en estas épocas del año las temperaturas pueden ser muy bajas. Los meses de abril, mayo, junio y septiembre son perfectos para subirse a la bici, ya que todo estará a nuestro favor. Por otro lado, julio y agosto también son ideales, aunque deben evitarse las horas de mayor calor e ir con suficientes provisiones para prevenir un golpe de calor o una deshidratación.

¿Qué características ha de tener mi bicicleta? 

Otro factor a tener en cuenta a la hora de realizar el Camino de Santiago en bici, es saber con exactitud las características con las que ha de estar dotado nuestro medio de transporte. Para ello, hemos de tener en cuenta que existen dos rutas posibles, la que usan los peregrinos que van a pie, algo más complicadas , y las carreteras que utilizan los vehículos.

En el caso de escoger la ruta de a pie, nuestra bicicleta ha de ser de montaña, y también ha de estar dotada de una buena suspensión. Si finalmente se decidiese realizar la ruta formada con carreteras asfaltadas, nos bastará con una bicicleta de paseo. En cualquier caso, se debe disponer de elementos reflectantes, así como no olvidar de llevar el casco.

Conoce tus límites

Para guardar un buen recuerdo de esta aventura, empieza por conocer cuáles son tus límites a nivel físico. Para ello, no está de más que antes de emprender el viaje, dediques un tiempo a una preparación previa, empezando por hacer unos estiramientos. También se recomienda realizar paradas al final de cada etapa para reponer líquidos. Recordemos que la meta es llegar, no quedarse en el camino.

Leer más
Inicio