Inicio

Ruta en bici de los Maestros Flamencos

Un recorrido en bici por las principales ciudades de Flandes, siguiendo los pasos de los Maestros Flamencos, y los aromas de algunas de las mejores cervezas del mundo

Solicitar información / Reservar
  • Pregúntanos
IMPORTANTE.
Consulte el apartado de servicios con el detalle de los SERVICIOS INCLUIDOS Y NO INCLUIDOS.

Descripción

La ruta en bici de los Maestros Flamencos, de 8 días de duración, te llevará por ciudades tan emblemáticas y atractivas  como Malinas, Lovaina o Amberes. En estas localidades podrás conocer de cerca la obra de algunos de los artistas más famosos como Rubens, Bruegel o van Eyck, mientras saboreas las cervezas que han dado fama internacional a Bélgica.

Una propuesta para disfrutar de la cultura, la gastronomía y la naturaleza de uno de los países más aficionados a la bicicleta, por un itinerario fácil y apto para todo tipo de usuario. Además, la ruta en bici de los Maestros Flamencos cuenta con el servicio Pedalea sin Maletas, una manera de viajar sin tener que cargar con el equipaje; cada día nosotros nos haremos cargo de recogerlo y trasladarlo hasta el siguiente alojamiento.

Los Maestros Flamencos

 

 

Algunos de los pintores europeos más famosos forman parte de la denominada Escuela Flamenca, una denominación que engloba el estilo pictórico de maestros de los siglos  XVI, XVII y XVIII. Destaca su capacidad de reflejar la figura humana y los paisajes con un gran realismo, así como por la capacidad de ahondar en los sentimientos y en las emociones de los que aparecían en sus obras.

A lo largo de esos siglos, correspondientes al Gótico y al Renacimiento en el resto de Europa, sobresalieron artistas tan destacados como Jan van Eyck, Pedro Pablo Rubens, Pieter Bruegel El Viejo, Hans Memling, Hugo van der Goes, o el extraordinario Jheronimus Bosch, más conocido como El Bosco.

Leer más

Itinerario

Mostrar todos

La primera noche te alojarás en Malinas. Un paseo por el acogedor centro de la ciudad, junto al río Dijle, te mostrará todos los edificios históricos más importantes que se erigieron en la época de los Borgoñas.

Dejamos Malinas y pedaleamos a lo largo de las verdes orillas del río "Nete" hacia la ciudad de Lier. Lier es conocido en Bélgica como el "Pallieterstad". Pallieter es la persona clave en la novela flamenca "Pallieter" del escritor Felix Timmermans, nacido en Lier. Es una persona que disfruta de la vida sin igual, y eso es exactamente lo que puedes hacer en Lier: descansa en un pub y disfruta de las cervezas locales como la 'Strooien Hoed' o el famoso pastel 'Liers Vlaaike'. También hay suficientes lugares de interés: el beguinage, el ‘Zim-mertoren’ y la plaza del mercado. Después de Lier, seguiremos en bicicleta a la famosa ciudad de Amberes, también llamada "koekenstad" (ciudad de galletas). A lo largo de la gira a Amberes, verás algunas fortificaciones de la Primera Guerra Mundial.

¡Hoy vamos a descubrir la cerveza trapense! El tour nos lleva a través del paisaje verde de la región "Kempen" a la abadía de Westmalle. La abadía fue fundada en 1794 por los monjes franceses. Eran refugiados debido a las persecuciones religiosas en Francia en esa época. El obispo de Amberes les dio una granja para que pudieran ganarse la vida. Comenzaron a elaborar la cerveza Westmalle alrededor de 1850. La abadía en sí no se puede visitar, pero hay un pub cerca de la abadía donde se puede degustar el magnífico Trappist Westmalle y el queso tradicional.

Hoy descubriremos el centro histórico de la ciudad artística de Amberes, hogar de múltiples maestros flamencos y el epicentro del comercio de diamantes en todo el mundo. Amberes tiene uno de los puertos más grandes de Europa y está salpicado de casas de moda y tiendas de joyería. También es la ciudad natal del pintor Rubens, uno de los maestros flamencos más famosos. Comprobarás que Amberes es una ciudad multifacética donde la tradición y la modernidad van de la mano. La mayoría de los edificios en el centro histórico de la ciudad se remontan a los siglos XVI y XVII. Hay muchos museos (como el MAS, Museum aan de Stroom) y monumentos que vale la pena visitar. El Ayuntamiento y la Estación Central son ejemplos perfectos de su hermosa y rica arquitectura. Lo que ciertamente no debes pasar por alto es la visita a la Catedral y las otras iglesias en Amberes. ¡Y para rematar este día perfecto, puede visitar la famosa fábrica de cerveza "De Koninck" y disfrutar de una cata de cerveza en la fábrica!

Desde Amberes, vamos por el río Schelde hasta Bornem. Cuando hayas abandonado el centro de Amberes, puedes admirar el paisaje del ‘Hobo-kense Polder’. ¡Disfruta de la naturaleza sorprendentemente silenciosa, tan cerca del centro de una gran ciudad! En el camino a Bornem podrás visitar la abadía de Hemiksem. También pasarás por la cervecería 'Bosteels' donde elaboran 'Karmeliet', el 'Kwak' y 'Malheur'.

Hoy regresaremos  a Malinas, donde comenzamos la etapa. En el recorrido por el paisaje flamenco llano, pasarás por varias cervecerías como la cervecería ‘Palm’ en Steenhuffel y la cervecería de la famosa cerveza "Duvel" en Puurs. Después de este gran día de ciclismo, puedes descansar en el centro de la ciudad artística de Malinas, que fue el centro político de los Países Bajos durante el siglo XVI. ¡Hay más de 300 edificios históricos y protegidos como testimonio del glorioso pasado de Malinas! No dejes de visitar la catedral de St. Rombouts, desde donde tienes una vista magnífica de la región, los palacios de Margarete de York y Margarete de Austria, la plaza del mercado y el beguinage. La cerveza más famosa de Malinas es el "Maneblusser", que se produce en la fábrica de cerveza "Het Anker", ¡sin duda merece la pena una visita!

Hoy visitaremos otra ciudad del arte y también la "capital de la cerveza" de Bélgica: Lovaina. La cervecería Stella Artois, por ejemplo, ¡es la cervecería más grande de Europa! Se dice que los bares más grandes del mundo se pueden encontrar en Lovaina, probablemente porque es una ciudad con muchos estudiantes. Lovaina tiene la universidad más antigua de los Países Bajos, fundada en 1425. Es también una ciudad con muchos lugares de interés, como el beguinage, el hermoso Ayuntamiento de estilo gótico, la biblioteca universitaria y probablemente el mercado más pintoresco de Bélgica, el "viejo mercado". Un sendero para bicicletas a lo largo de un canal nos lleva de regreso a Malinas para nuestra última noche del viaje.


Galería